“Tras 11 años de formaciones universitarias y formaciones privadas, este curso fue para mí un punto de inflexión en mi profesión, no sólo en mi manera de trabajar como entrenador y dietista, sino también en mis conocimientos y en mi forma de concebir el organismo, hasta entonces todos ellos iban enfocados y estaban centrados en lo mismo: la estructura y su función. Obviando esa multitud de factores que nos influencia, ese funcionamiento sinérgico de nuestro cuerpo y sin dar la importancia que se merece a esa gran herramienta que tenemos como es el juego. Ahora tanto mis alumn@s como yo disfrutamos más con las sesiones, abordando también sus objetivos de manera más eficaz al educarlos en relación a las demás facetas de su vida. Es más importante lo que hacen fuera que la sesión con nosotros. Siempre os estaré muy agradecido Fidias… ¡GRACIAS!”